Los Protectores del Agua en Ginebra

27/06/2017

Del 6 al 9 de junio, representantes de los pueblos autóctonos de Standing Rock vinieron a Ginebra en el periodo de sesiones del Consejo de los derechos humanos de Naciones Unidas. El CETIM coorganizo su llegada y permitió a los portavoces del movimiento de expresarse ante el Consejo de los derechos humanos.

La resistencia de los pueblos autóctonos realizada por las mujeres y los jóvenes de Standing Rock es emblemática. Moviliza a miles de personas localmente y a través de los Estados Unidos desde hace más de un año.

Como parte de su gira europea, los representantes de los “Protectores del Agua” estuvieron en Ginebra. El 6 de junio, 30 militantes entraron a la sede del Crédito Suizo en Ginebra para realizar una acción no violenta de desobediencia civil organizada por BreakFree Ginebra. Acompañados por 4 representantes de los “Protectores del Agua” del movimiento de Standing Rock. Tres militantes se encadenaron a los pilares del banco y se desplegaron algunas pancartas. Los “Protectores del Agua” tomaron la palabra para denunciar las inversiones del banco. Leyeron una carta dirigida a Tidjane Thiam, director general del Crédito Suizo. El banco invirtió 1,4 mil millones de dólares en el oleoducto y las distintas empresas implicadas en el proyecto. Se trataba pues, de pedir al Crédito Suizo la desinversión completa en el oleoducto, así como de todos los proyectos fósiles y/o que no respetan el derecho de los pueblos indígenas al consentimiento libre, previó e informado relativos a los proyectos en sus territorios, proyectos involucrados en la desaparición de los pueblos originarios. La policía intervino para evacuar a los militantes arrastrándolos fuera del establecimiento. Dos de ellos debieron dar su identidad a la policía y recibirán una multa.

El 7 de junio, los representantes indígenas de Standing Rock, respaldados por algunas decenas de Ginebrinos manifestaron ante la sede de Naciones Unidas. Muy rápidamente, la policía ginebrina intervino y dispersaron al grupo. A continuación, un representante del pueblo originario hizo una declaración oral en el Consejo de los derechos humanos. Nataani Means recordó, en particular, que el movimiento de resistencia de Standing Rock lucha para proteger la tierra, un bien común de toda la humanidad.

Más tarde, el portavoz de los “Protectores del Agua” compartió también su experiencia en una conferencia paralela a la Naciones Unidas. Por la noche, un numeroso público asistió a una ceremonia del agua organizada en los Baños de Pâquis, antes de que uno de los representantes del pueblo originario diera un concierto.

El 8 de junio, en primer lugar, la delegación contestó a las preguntas de los periodistas de la Naciones Unidas antes de dirigirse a la plaza de la Fusterie donde requirió cuenta a los Bancos suizos y exigió la desinversión de los fondos nocivos. Por la tarde, la delegación se reunió con el público de Suiza francesa en una conferencia organizada en Uni-Mail.

La resistencia de los pueblos indígenas de Standing Rock es un ejemplo para el mundo. Por medios no violentos y dignos, los “Protectores del Agua” se oponen a la represión brutal del régimen Trump. Desde meses, son víctimas de la violencia policial, apuntados con balas de goma, barridos por cañones de agua, atacados por perros. Los Estados del norte y del sur de Dakota decretaron nuevas leyes que autorizan vehículos a cargar sobre los militantes defensores del agua, o incluso el encarcelamiento de cualquiera persona detenida durante una manifestación. Estas leyes, como lo recordó Nataani Means, violan los derechos humanos más elementales.

La gira europea y la permanencia en Ginebra de los “Protectores del Agua” les permitieron llevar su lucha a nivel internacional. Los representantes de los manifestantes de Standing Rock, además, expresaron su agradecimiento al CETIM por su ayuda.

Categories Artículos Boletín Derechos humanos Empresas transnacionales
Tags