Utilización del uranio empobrecido

11/11/2000
Subcomisión de los Derechos Humanos

Intervencoón al tema 9 : cuestión de la violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales en cualquier parte del mundo. Exposicion escrita conjunta.

E/CN.4/2000/NGO/150

Acceder a la declaración en PDF

Profundamente preocupados por el deterioro del tejido económico social y sanitario provocado por el embargo y los efectos de la contaminación de las armas de uranio empobrecido sobre la población y el medio ambiente en Irak las ONG mencionadas anteriormente han organizado una conferencia internacional los días 17 y 18 de marzo de 2000 en la ciudad de Ginebra, Suiza, intitulada “Irak : Embargo + Uranio emprobrecido = Genocidio”. Esta conferencia ha contado con la participación de más de 500 personas de diferentes medios políticos, personalidades de diversos paises del mundo y de todos los horizontes profesionales, especialmente jurístas y científicos. Estas ONG ponen en conocimiento de la 56a sesión de la Comision de Derechos Humanos las conclusiones de esta conferencia:

1. El embargo impuesto a Irak desde hace 10 años ha provocado cientos de miles de víctimas en la población civil privándola de los medios más elementales de subsistencia. La dimisión de los sucesivos responsables nombrados a la cabeza del programa humanitario organizado por las Naciones Unidas lo demuestra, como lo prueba también los datos facilitados por UNICEF, UNESCO, la FAO, instituciones de las Naciones Unidas a las que no les queda otro remedio sino observar, impotente,s la lenta agonía de los 22 millones de Irakies que sufren las consecuencias del embargo.

2. La próroga indefinida del embargo ha destruido uno de los sistemas sanitarios más desarrollados de la región, empeorando el estado de salud del conjunto de la población haciendo imposible el aceso a los cuidados médicos de una importante franja de la población.

3. El embargo amenaza también el futuro del pueblo irakí. Las destrucciones masivas de los establecimientos escolares, las duras dificultades de la vida cotidiana han deteriorado profundamente el sistema educativo. Incluso, muchos niños ya no reciben una mínima educación de base (según cifras de la UNESCO, 32% de los niños ya no siguen la escolaridad). De esta manera, el embargo sanciona varias generaciones que nadie puede achacar ningún tipo de responsabilidad y provoca la degradación del cuerpo social necesario y vital para el futuro del país.

4 Los bombardeos de las fuerzas aliadas en 1991 como los que siguen siendo ejecutados en la actualidad sin discontinuar por las fuerzas angloamericanas sobre Irak y la población civil, destruyen la infrestructura económica del país que era una de las más desarrolladas del Medio Oriente y provocan una regresiòn de varios decenios.

Estos bombardeos a repetición impiden la producción de los bienes necesarios y esenciales para el consumo básico. Los princimpales objetivos militares son las centrales eléctricas, lo que dificulta todo tipo de actividad industrial normal; las estaciones de purificación de aguas, lo que también hace la vida imposible a la poblacion.

5 Los transportes y las comunicaciones se han reducido drásticamente por falta de vehiculos y piezas de recambio sin olvidar las múltiples destrucciones. Los trenes solo pueden funcionar a un nivel del 15% de su capacidad total. Las zonas de ” exclusión aérea ” impuestas por la decisión unilateral de los Estados Unidos y sus aliados, aumentan dichas dificultades. De esta manera, el transporte de mercancías, más particularmente los alimentos y los medicamentos, en las diferentes provincias se encuentra muy limitado.

6 Las operaciones militares de la coalición durante la guerra del golfo han dejado profundas secuelas de extrema gravedad confirmadas por análisis de laboratorios y expertos internacionales. La utilizaciôn contra Irak de nuevas armas equipadas de uranio empobrecido, que ha afectado incluso a 200 000 soldados americanos e ingleses que los manipularon, ha causado un fuerte aumento de cáncer y otras infecciones y también malformaciones en los recién nacidos.

Las 700 toneladas de uranio empobrecido vertidas sobre la población irakí, las 135 000 bombas ( es decir seis veces la de Hiroshima) y las diferentes experiencias de tecnología militar inéditas han convertido a Irak en un espacio contaminado para un largo periodo, donde el aire presenta un alto nivel de polución debido a una fuerte ionización y donde también el territorio presenta un índice de radioctividad anormal y peligrosa. Toda la propaganda hecha en torno a una idea fuertemente propagada de ” guerra limpia ” solo ha servido para disimular una cultura de muerte y también para encubrir víles intereses económicos a corto plazo.

La Conferencia considera que Irak, como consecuencia del interminable embargo, se ha transformado en un campo de donde todo un pueblo ” olvidado ” por los grandes grupos de prensa intenta sobrevivir y donde los más débiles y los más pobres mueren en masa.
En todo caso, una tal destrucción de todo un pueblo, cualquiera que hubiese sido la ” razón “, está en total contradiccón con la Carta de las Naciones Unidas y con los principios fundamentales del derecho internacional y del Pacto relativo a los derechos humanos y de los pueblos.

Al margen de las medidas de embargo y de su aplicación que rompen con la legalidad misma de la Carta de las Naciones Unidas, la utilización del uranio empobrecido para fines militares, los incesantes bombardeos y todas las medidas unilaterales tomadas contra Irak constituyen una violación flagrante del derecho internacional en general y también del derecho humanitari.

La Conferencia considera que mediante la observación y el análisis de hechos, de los testimonios y demás documentos cinematográficos traidos de Irak por personalidades imparciales, no solo demuestran las violaciones de derechos humanos como consecuencia del embargo y crímenes de guerra provocados por los bombardeos sobre bienes y población civil, sino que también se trata de un acto de genocidio : la utilización del uranio empobrecido ataca deliberada e indistintamente a todo irakí en todo el territorio irakí no por lo que él ha hecho sino por lo que él es, es decir un irakí.

Por otro lado, la Conferencia pide que se ponga término a la utilización de armas con uranio empobrecido en todas partes del mundo.

La Conferencia hace un llamamiento a las organizaciones internacionales, a todos los estados de la comunidad internacional con el fin de explorar todas las vias posibles que permitan el cese inmediato del embargo y del conjunto de sanciones unilaterales tomadas contra Irak, princimpalmente la Corte suprema de la Haya, ateniendo a su función consultativa, para que pueda aportar la válidamente las resoluciones del Consejo de Seguridad en base a la Carta de las Naciones Unidas ; también por la vía de la Comisión internacional encargada de verificar los hechos en caso de violación del derecho humanitario (Art. 50 del protocolo I de 1977 en la Convención de Ginebra de 1949).

Profundamente preocupados por la inhumanidad absurda y el genecidio de las sanciones contra el Irak, las ONG mencionadas anteriormente piden al Secretario General de las Naciones Unidas, a la Alto Comisario de los Derechos Humanos, al Presidente de la 56a sesión de la Comisión de Derechos Humanos, así como a los Estados miembros del Consejo de Seguridad, que breguen por el levantamiento del embargo, por una ayuda efectiva que permita la reconstrucción del país y la apertura de una encuesta objetiva sobre los perjuicios provocados, por las medidas unilaterales y por el uranio empobrecido. Dicha encuesta desemborcará en medidas de indemnización para el Irak y en la aceptación de la responsabilidad de transformar a un pueblo en conejillo de Indias con sus experimentos militares.


Categories Declaraciones Derechos economicos, sociales y culturales Derechos humanos
Tags