Represión, racismo y violaciones de los derechos de las comunidades indígenas en Bogotá

13/04/2022

El CETIM y Z-Dok.org denuncian la represión, el racismo y las violaciones de los derechos de las comunidades indígenas asentadas en el Parque Nacional de Bogotá desde septiembre de 2021.

Ginebra, Berna, Bogotá, 7 de abril de 2022 –  El CETIM y Z-Dok.org, en colaboración con representantes de comunidades indígenas de Colombia, han presentado una denuncia frente a diferentes mecanismos de protección de los derechos humanos de las Naciones Unidas. Con este proceso se plantea denunciar la represión, el racismo y las violaciones de los derechos de las comunidades indígenas asentadas en el Parque Nacional en Bogotá, por su mayoria víctimas desplazadas a raíz del conflicto armado en Colombia o de proyectos de explotación de los recursos naturales en los territorios.

Esta situación ha sido denunciada ya desde hace varios meses tanto en Colombia como a nivel mundial. Vemos con preocupación que hasta el día de hoy los diálogos entre el distrito y las 15 comunidades indígenas asentadas en el parque no han tenido ningún efecto positivo. Las comunidades se encuentran agotadas después de seis meses de vivir a la interperie, en condiciones deplorables que violan sus derechos en cuanto pueblos indígenas y, entre otros, sus derechos económicos, sociales y culturales (alimentación, salud, vivienda en particular).

A la luz de esta situación, nuestra organizaciones decidieron recurrir a los mecanismos de la ONU para exigir garantías de diálogo y vida digna, respeto por los derechos humanos y la búsqueda inmediata de una solución a la situación de éstas familias.

Sumado a lo anterior, hemos recibido la siguiente información sobre los hechos actuales.

En el 6 de abril de 2022, en la ciudad de Bogotá en inmediaciones del Parque Nacional, sobre la carrera 7, se presentaron graves enfrentamientos entre la fuerza pública del ESMAD, escuadrón anti-motines, y las comunidades indígenas que se encuentran alojadas desde septiembre de 2021 en el Parque Nacional. Según las publicaciones revisadas hasta el momento, el confrontamiento inició alrededor de las 5 de la tarde cuando después de cerrar una mesa de negociación entre los representantes del distrito y los voceros de las comunidades, no se llegó a ningún acuerdo frente a las exigencias y demandas de la comunidad. Las comunidades indígenas, en su descontento, llamaron una manifestación de protesto que provocó el bloque de la carrera 7 de la ciudad. Frente a esta situación, las fuerzas policiales respondieron con la fuerza, amedrentando a la comunidad con estallidos aturdidores y gases lacrimógenos.

El enfrentamiento se extendió hasta horas de la madrugada de hoy y deja como resultado por lo menos 9 personas heridas, niños y personas de la tercera edad con problemas respiratorios y mujeres golpeadas. La comunidad solicita a la ciudadanía en general que presten apoyo con donaciones para la alimentación y especialmente hacen el llamado a las brigadas médicas para la valoración del estado de salud de los niños, mujeres y personas afectadas en el enfrentamiento.

Por otra parte voceros de la comunidad exigen respeto y denuncian públicamente los atropellos de la alcaldía mayor de Bogotá en cabeza de la alcaldesa Claudia López.

Ante lo que precede, instamos a los órganos y mecanismos de la ONU competentes a activar sus mecanismos y investigar los hechos, exigiendo a las autoridades nacionales y municipales el respeto de los derechos humanos de las comunidades indígenas afectadas por las violaciones. Hacemos un llamado igualmente a todas las organizaciones de derechos humanos para que compartan ésta información en todas las redes y agencias de noticias para que el caso de los más de 1500 indígenas alojados en el parque nacional en Bogotá puedan gozar de sus derechos y garantías de seguridad alimentaria, salud, educación y vivienda.

Instamos al Estado de Colombia respetar sus compromisos internacionales en materia de derechos humanos, así como sus compromisos nacionales. En particular, instamos a las autoridades municipales dar cumplimiento a la Sentencia # 36/2020 (Tribunal Administrativo de Cundinamarca), la cual establece la necesidad de brindar y garantizar condiciones dignas a la población desplazada y de desarrollar las reparaciones necesarias. Además, las autoridades tienen que promover la pronta re-ubicación y retorno digno y seguro para las comunidades indígenas desplazadas y víctimas de la violencia en Colombia, bajo los protocolos, mecanismos y las garantías del sistema internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

 

Contactos :

Raffaele Morgantini, Representante del CETIM ante la ONU, contact@cetim.ch, +41796606514

Lara Mabel Felder, Z-Dok.org, lara.felder@z-dok.org, +41791714844

 

Categories Artículos Comunicados de prensa Derechos economicos, sociales y culturales Noticias
Tags