Brasil: el relato del Relator Especial de la ONU es abrumador

16/01/2020

 Comunicado

Brasil: el Relator Especial de la ONU insta al gobierno y a las multinacionales a que asuman sus responsabilidades

16 de enero 2020 – En un informe publicado al final de su viaje al Brasil en diciembre de 2019, el Relator Especial sobre la gestión y eliminación de productos y desechos peligrosos se refirió claramente a la responsabilidad de la empresa multinacional Vale y del Gobierno de Brasil en la tragedia de la represa de Brumadinho en enero de 2019.

El pasado mes de marzo, el CETIM remitió el asunto al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a raíz de la ruptura de la represa de Brumadinho, propiedad de la multinacional Vale, en el estado de Minas Gerais. En colaboración con los representantes de las poblaciones brasileñas afectadas presentes en Ginebra (en particular el Movimiento de los Afectados por las Represas, MAB), el CETIM ha denunciado la responsabilidad de Vale en este crimen y ha organizado una reunión con varios Relatores Especiales para pedirles que vayan al lugar para investigar (véase el artículo publicado en el Boletín del CETIM N° 59).

El CETIM se felicita hoy de la visita al Brasil del Relator Especial sobre las consecuencias para los derechos humanos de la gestión y eliminación ecológicamente racional de los productos y desechos peligrosos, Baskut Tuncak. En un informe inicial publicado después de su viaje, adopta una posición que está en consonancia con nuestra postura y afirma claramente que la empresa multinacional Vale podría haber evitado la ruptura de la represa de Brumadinho.

“Después de cinco años de recoger los testimonios de las comunidades cuyos derechos han sido violados por el empresariado, como Relator Especial de las Naciones Unidas, nunca he visto o escuchado un trauma tan grave como el experimentado por la comunidad de Brumadinho.” dice Baskut Tuncak.

El 25 de enero de 2019, 272 personas murieron como resultado de la falla de la represa Córrego do Feijão en Brumadinho. Casi 10 millones de metros cúbicos de lodo enterraron a las víctimas. Entre ellos, más de 200 eran empleados de Vale, que estaban tomando su descanso en la cafetería a lado de la represa. “De lo que me ha dicho la comunidad, queda claro que las víctimas no son sólo las 272 madres, padres, hijos, hijas, maridos, esposas y niños no nacidos que murieron. Lejos de eso. Es la comunidad entera la que ha sido afectada.”

Un crimen “prevenible y predecible”

La conclusión del Relator Especial sobre el fallo de la represa es indiscutible: “(…) lo que ocurrió en Brumadinho debe ser investigado como un delito. No fue un accidente. Como muchas personas en Brasil y en otros lugares, creo que este desastre fue “prevenible y predecible”.”

En apoyo de sus observaciones, el Relator Especial se refiere a otra tragedia no accidental, a saber, el fallo de una represa explotada por Samarco, una empresa conjunta entre Vale y BHB Billiton en Mariana, en la cuenca del Río Doce.

Baskut Tuncak también recuerda la obligación del Estado de proteger  los derechos humanos de su población de cara a las actividades comerciales. El gobierno confía en la información proporcionada por los medios de comunicación d′affaires, pero los medios de comunicación han perdido totalmente la credibilidad desde los desastres de la presa.

Sustancias peligrosas

En su informe, el Relator Especial expresa su profunda preocupación por la enorme cantidad de sustancias peligrosas en Brasil y describe las graves consecuencias para la salud y el medio ambiente.

“Como en otras partes, miles de muertes prematuras en Brasil y millones de enfermos e incapacidades son el resultado de exposiciones evitables a la contaminación tóxica y a otras sustancias y desechos peligrosos, incluyendo la descarga de aguas residuales no tratadas a lo largo de partes de las playas del noreste. Sin embargo, muchos ni siquiera son conscientes de que son víctimas.”

El Relator recuerda que la información sobre sustancias peligrosas es un derecho humano, especialmente para las víctimas a las que se les niega el acceso a estudios e informes, como fue el caso en el desastre de las Marianas, por ejemplo.

Círculo vicioso

Baskut Tuncak está particularmente preocupado por “la tendencia a ignorar el profundo impacto de la expansión económica sobre los derechos de los pueblos indígenas que dependen del medio ambiente y la biodiversidad”.

También expresa su profunda preocupación por la situación de los defensores del medio ambiente en Brasil, “clasificado como el país más mortífero” para ellos. “Las comunidades afectadas se encuentran atrapadas en un círculo vicioso: o bien se arriesgan a morir por su exposición a la contaminación tóxica o bien se arriesgan a morir por defender su derecho a un medio ambiente sano. Tomo nota de las afirmaciones de que el número de muertes de defensores de los derechos humanos ha disminuido. Sin embargo, no estoy convencido de que esto sea cierto y es muy preocupante que los ataques, intimidaciones y amenazas hayan aumentado”.

Gobierno culpable

La posición del Relator Especial destaca claramente la responsabilidad del Gobierno en la catastrófica situación del país: “Hay una tendencia muy preocupante en el Brasil hacia el desmantelamiento sistemático de las estructuras de gobernanza ambiental, social, sanitaria y laboral durante el último año. Los ministerios clave han desaparecido, y las responsabilidades se han transferido a autoridades con objetivos contradictorios. Se han eliminado los consejos pertinentes, mientras que otros se han mantenido, pero sólo después de la eliminación de los puestos para la participación de la sociedad civil. Se eliminaron los programas de promoción de alternativas a la agricultura intensiva con productos químicos. Se redujeron, congelaron o hicieron inaccesibles los presupuestos para funciones esenciales de protección de la salud y el medio ambiente de las comunidades. Se han propuesto legislaciones para ampliar la extracción de recursos naturales en las tierras de los pueblos indígenas. Las promesas de proteger el medio ambiente y la salud ocupacional se han dejado de lado y el papel de los inspectores del trabajo se ha reducido. Todo esto es bastante impactante después de un desastre como el que ocurrió en Brumadinho a principios de este año.”

“Pendiente de regresión empinada”

“La gravedad de la situación actual en Brasil me deja con el corazón pesado”. Es con estas fuertes e inequívocas palabras que el Relator Especial Baskut Tuncak concluye de manera alarmada su informe.

“Aunque se han hecho progresos en todo el mundo, es inevitable que Brasil se encuentre actualmente en una fuerte pendiente de regresión, dirigiéndose hacia un futuro cada vez más tóxico.”

El informe detallado de su misión en Brasil se publicará en septiembre de 2020.

Para el CETIM, el ejemplo de Brasil demuestra una vez más la necesidad de elaborar un tratado vinculante sobre las empresas multinacionales a nivel internacional para prevenir y sancionar a las violaciones cometidas por estas entidades y sus consecuencias dramáticas sobre las poblaciones y el medio ambiente.

Categories Artículos Campañas Empresas transnacionales Noticias
Tags