La democracia y los derechos humanos en peligro en Honduras

07/12/2017

El CETIM expresa su profunda preocupación ante la crisis política que se vive actualmente en Honduras, caracterizada por una militarización creciente de las instituciones y el desprecio de los compromisos del país en materia de derechos humanos.

Esta situación es peligrosa para el respeto de los estándares democráticos mas básicos y sobre todo para el gozo de los derechos humanos en el país centroamericano.

El país se encuentra en un clima de alta tensión y violencia, provocado por la brutal represión militar y policial. Testigos de primera mano denuncian varios asesinatos y desapariciones de personas.

Durante las elecciones presidenciales del 26 de noviembre de 2017, el Tribunal Electoral ha inicialmente dado como ganador a Salvador Nasralla, el candidato de la Alianza contra la Dictadura. En un segundo momento, el mismo Tribunal ha invertido de manera incomprensible la tendencia, anunciando al actual presidente Juan Orlando Hernández (conocido por haber estado involucrado en el golpe de estado de 2009) como nuevo ganador. La Alianza contra la Dictadura denunció un proceso electoral fraudulento. Los observadores de la Unión Europea parecen apoyar esta posición y la Organización de los Estados Americanos ha declarado que no reconoce los resultados de las elecciones en cuestión.

Ante esta situación inédita, el pueblo hondureño ha manifestado de manera pacifica para exigir transparencia en el proceso electoral y el respeto de la democracia. La respuesta del gobierno actual, liderado por el actual presidente Juan Orlando Hernández, ha sido el establecimiento del Estado de sitio y la represión de las manifestaciones. Se trata de una decisión inconstitucional que fue emitida en un momento crucial, cuando aún no se ha iniciado el proceso de revisión de las actas electorales y el cómputo general.

Como resultado, al menos 11 personas fueron asesinadas por las fuerzas policiales y militares y decenas fueron heridos. De hecho, el gobierno hondureño suspende los derechos constitucionales, violando de manera sistemática no solo los derechos legítimos de expresión, asociación y protesta del pueblo hondureño, sino también su derecho a la vida.

En vista del riesgo de que la situación se deteriore aún más, el CETIM pidió al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que visitara Honduras para investigar la transparencia del proceso electoral y las violaciones de los derechos humanos cometidas.

Categories Artículos Derechos humanos Noticias
Tags