Quiénes somos

Presentación del Centro Europa – Tercer Mundo

“No existe un mundo desarrollado
y otro subdesarrollado,
sino un solo mundo maldesarrollado”

Esta convicción, que ha presidido la fundación de CETIM abre el debate sobre el a priori positivo atribuido generalmente al modelo de desarrollo occidental.

Este “maldesarrollo”, cuyas dimensiones son tanto económicas y sociales como ecológicas o culturales, no se confina únicamente en el Tercer Mundo. Se extiende a toda la sociedad mundial: el endeudamiento vertiginoso y el marasmo socioeconómico que conocen numerosos países del Sur, las diferencias, cada vez más escandalosas, entre las condiciones de vida y consumo entre los ricos y los pobres de un extremo al otro del globo, confirman la actualidad de la designación de un solo y único maldesarrollo. En efecto, si nos atenemos a las estadísticas y análisis de las diferentes instituciones de las Naciones Unidas, nunca la pobreza crónica ha golpeado a tantos pueblos a través del mundo; asimismo, las catástrofes ecológicas se multiplican, amenazando la supervivencia de la humanidad y del planeta, haciendo surgir nuevas fuentes potenciales de conflictos. Por otro lado, el sobrearmamento, del que los Estados Unidos están a la cabeza para asegurar su hegemonía, representa la problemática central del maldesarrollo.

En el momento de la “globalización del mundo”, deben desarrollarse, entre las naciones, los pueblos y los individuos, nuevas formas de relación que correspondan a las complicaciones creadas por este paradigma económico.

La primera prioridad concierne a la búsqueda de alternativas para la sobrevivencia y desarrollo de la mayoría de los países del Sur , frente a un modelo hegemónico cuyos límites económicos se conocen perfectamente (por ejemplo, el hecho de que la producción mundial no está adaptada a las necesidades económicas y sociales, el circulo vicioso de la deuda del Tercer Mundo), al igual que los perjuicios sociales (por ejemplo, el paro, el desmantelamiento de la seguridad social), las catástrofes ecológicas (por ejemplo, la deforestación, la contaminación) o los desgastes culturales (por ejemplo, la uniformidad, el repliegue de las identidades). Por otra parte, la marginación creciente de ciertas regiones, como el África sub-sahariana, consideradas como no estratégicas por el mundo industrial, es igualmente preocupante.

De un modo general, el CETIM presta particular atención a la crítica de las instituciones financieras y comerciales internacionales (FMI, BM, OMC), así como al papel predominante de las sociedades multinacionales o transnacionales.

Un segundo tema candente es el concerniente a las interacciones culturales vinculadas a las grandes migraciones de este fin de siglo: refugiad@s de origen político, económico y ecológico, cruzando en ciertas latitudes de masas de turistas en busca de un esparcimiento exótico de consecuencias a veces devastadoras. En tal sentido, dentro del marco de sus actividades, el CETIM sitúa en primer plano los problemas de asilo, de condiciones de vida de los inmigrad@s,etc. También intenta denunciar la escalada del racismo, de la xenofobia y, en general, de las formas de apartheid, examinando las causas más estructurales que están al raíz de estos fenómenos.

Incluso, preocupado por el creciente número de “dejad@s de lado” por la globalización, tanto en las sociedades del Norte como en las del Sur, el CETIM trata asimismo los diferentes aspectos de la exclusión y la precariedad, como por ejemplo los incidentes económicos, sociales y culturales de las nuevas redes de telecomunicaciones.

El CETIM: confluencia de la solidaridad

El CETIM cree que su acción contribuye a aunar los debates críticos surgidos de la sociedad, tanto en el Sur como en el Norte, ante las orientaciones que se perfilan para el siglo XXI. En esta perspectiva, el CETIM utiliza diversos instrumentos.

Publicaciones diferentes

Por su carácter de asociación con fines no lucrativos, el CETIM aborda temas que no siempre cuentan con el favor mediático. Editor convencido de la desigualdad de las relaciones de fuerza entre los diversos protagonistas sociales, tanto a escala nacional como internacional, el CETIM, con seriedad y originalidad, trata de esclarecer las causas de los innumerables conflictos que amenazan cotidianamente la paz, elaborando alternativas susceptibles de asegurar un desarrollo igualitario y sostenible.

En tal sentido, el CETIM ha publicado y difundido hasta la fecha unas 90 obras, ofreciendo sus servicios a las asociaciones y a las ONG que desean aprovechar su contribución técnica y su experiencia editorial. Las obras publicadas están destinadas principalmente a la información del gran público y a suscitar una solidaridad activa entre tod@s los que padecen de violaciones de los derechos humanos, ante los problemas de sociedad vinculadas con la mundialización.

Un apoyo activo a las campañas de sensibilización

Por medio de diversas iniciativas, como coloquios, manifestaciones públicas, el CETIM está comprometido en las campañas locales, nacionales e internacionales, en concertación con una extensa red de organizaciones y movimientos. Por ejemplo, ya en noviembre de 1995, el CETIM ha organizado en Ginebra un simposio internacional sobre el tema “GATT/OMC, ¿qué negocios y qué consecuencias?”, que ha reunido una veintena de orador@s llegados de todos los continentes, que se han dirigido a varios cientos de participantes.
Una actividad pertinente en el seno de las instituciones de las Naciones Unidas

El estatuto consultivo de categoría genérale ante el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (el ECOSOC) del cual el CETIM se beneficia, constituye un estimable instrumento para el desarrollo de sus actividades. El CETIM transmite a escala internacional las críticas procedentes de la llamada “sociedad civil” (movimientos de masas, organizaciones de base, sindicatos y ONG) en forma de proposiciones de acción concreta y de llamadas a la innovación.

Actualmente, el CETIM sitúa en un particular primer plano las cuestiones del respeto, la aplicación y la promoción de los derechos económicos, sociales y culturales, así como los problemas relacionados con el derecho al desarrollo.

Un centro de documentación para investigadores, estudiantes y otros

El CETIM, como su nombre indica, es un centro de investigaciones y estudio, que dispone de documentación especializada sobre numerosas temáticas; sus archivos se nutren regularmente con más de 200 periódicos, regionales e internacionales, y con documentación de los diferentes órganos de las Naciones Unidas. Sus archivos están a disposición del público que los solicite.

En su conjunto, estas diferentes actividades e instrumentos se complementan, lo que da al CETIM una originalidad muy apreciada, tanto a nivel internacional y nacional como en el plan asociativo ginebrino.

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn